Jesus Adrian Romero le da una paliza a los de Sana Doctrina

Loading...

LEA EL ARTICULO EN SU WEB PERSONAL

adornando_jarMuchos creen que lo viejo es lo mejor y que lo nuevo es peligroso.
Existe un “culto a la iglesia primitiva”; una idea de que todo era mejor antes y debemos regresar a las sendas antiguas.
Algunos predican en contra de la modernidad como uno de los males de nuestra sociedad y tratan de proteger a la Iglesia de su influencia.
Esta forma de pensar no es nada nuevo, Jesús la enfrentó en su ministerio hace 2000 años.

Viendo el aferramiento que los fariseos tenían a las formas antiguas, Jesús hizo una declaración que sigue estando vigente:

Y ninguno que beba del añejo, quiere luego del nuevo; porque dice: “el añejo es mejor” Lucas 5:39

 

Esta es la tendencia que tienen las personas de adorar lo añejo, de adorar el pasado. Afirman que lo mejor sucedió ayer;
Los mejores himnos…
Los mejores predicadores…
Las mejores iglesias…
El problema consiste en que si adoramos el pasado, no veremos lo que Dios está haciendo en el presente.
Los fariseos preferían lo viejo, lo antiguo, las tradiciones y las ceremonias, y rechazaron a Jesús precisamente porque representaba algo nuevo.
Hablando a los fariseos, Jesús les hizo ver lo erróneo de adorar el pasado y señaló algo muy importante:

“¡Ay de vosotros… edifican tumbas a los profetas que sus antepasados mataron, y adornan los monumentos de la gente justa que sus antepasados destruyeron”
Mateo 23:29

Me gusta la forma clara y directa en la que habla Jesús.
Declara un “¡Ay!” hacia aquellos que tienen el ministerio de adornar tumbas, y les da un mensaje que los fariseos no captaron.
¿Lo captaste tú?
“Los profetas que sus antepasados mataron”
Los fariseos adornaban las tumbas de los profetas, pero Jesús les dice que esas tumbas que adornaban, eran las de los profetas que sus propios padres rechazaron y mataron.
Y, ¿Por qué los rechazaron y los mataron? Porque lo que hablaron fue algo nuevo para los padres de estos fariseos.

Jesús está hablando de un problema cíclico. Se presenta con cada nueva generación. Rechazamos lo nuevo, matamos a los nuevos profetas, pero después de muertos, entendemos su mensaje y los empezamos a venerar.

La forma en la que tu vives el cristianismo ahora, en algún momento fue algo nuevo, pero ahora requiere de renovación. El problema es que nos aferramos a una forma, a un modelo, pensando que al hacerlo somos mas santos y mas “celosos de la verdad”.

Los fariseos demostraban su santidad y su celo honrando el pasado y pensaban que al hacerlo honraban a Dios, pero cuando Dios se para delante de ellos, en la persona de Jesús, no lo reconocen. Para ellos Jesús era algo nuevo, algo muy liberal…

No hay nada nuevo debajo del sol…

La realidad es que preferimos vivir en el pasado porque es muy cómodo, pero olvidamos que el cambio y la renovación son necesarios.
Jesús dijo: “Yo soy el camino” y en el camino hay movimiento.
Si te estacionaste y crees que ya llegaste, si has visto la vida cristiana como un destino en vez de un camino, es tiempo de sacudirnos el polvo y renovarnos para que nuestro mensaje haga eco en el corazón de nuestro mundo moderno.
Dejemos de adornar tumbas…

http://jaroficial.com/2015/07/adornando-tumbas/

Loading...